Etiquetas

martes, octubre 03, 2006

A mis padres


Ayer escribí un pequeño relato que luego por problemas técnicos tuve que borrar. Hoy, ya no serán las mismas palabras pero sí los mismos sentimientos. El texto estaba dirigido a mis padres, cuyo permanente recuerdo me motiva a ser cada día todo lo feliz que se puede ser y a hacer que los demás sean a su vez lo más felices que puedan. Decía que eso me lo enseñaron ellos. A valorar lo poco y lo "casi nada"; a disfrutar de las pequeñas cosas que nos podíamos permitir y a valorar todo lo que teníamos, sobre todo a nosotros mismos. Por eso, en el estreno de este blog, los primeros recuerdos han sido para ellos. Y como consecuencia del recuerdo, me prometía tener como principio inspirador de esta hoja lo siguiente: "Nunca escribiré nada aquí, que no esté motivado por el cariño, ni dedicaré mi tiempo a peleas inútiles. Pero todo lo que escriba lo haré con el mayor respeto para tod@s y para mí". Pues que así sea, y para ello la primera foto será una que nos sacamos en Oria (Lasarte), mi hermano, mis aitas y yo. De esto hace unos cuantos años.
Nadie muere mientras se les recuerda con cariño. Un beso ama, un beso aita.