Etiquetas

miércoles, agosto 07, 2013

SEIXOMIL: LOLI, MANUEL

Me acabo de dar cuenta de lo abandonada que he tenido esta página. Para poner remedio a este olvido, he decidido dedicar este comentario a los amigos de Seixomil: Loli y Manuel (el Angudes).


Sí, Seixomil es para mí mucho más que un lugar recóndito, perdido junto al Miño, en Cortegada de Baños, Ourense. Seixomil lo llevo en el corazón. Viajar sin sentimientos no es viajar. Se puede uno afincar en un "todo incluído" con su pulserita y pasarse el día tumbado en la tumbona de la piscina, reservada con una toalla impersonal a las ocho de la mañana para que no te la quiten y no sentir nada.

O viajar a una aldea y encariñarte con sus gentes y saber que vivir es compartir. Eso es Seixomil.


Llegas y te recibe Sesé (que, a veces, levita) o Marisa, si Sesé está trabajando, y Eiras de Abaixo se convierte en tu paraíso durante tu estancia. No mucho más tarde, vas hasta el final de la carretera y te recibe Nairo. Con sus ladridos avisa a Loli y a Manuel que salen a ver qué pasa.

Loli y Manuel son encantadores. Te acogen como si fueras un miembro de su familia. 




Iniciamos la caminata (Caminhada) en Seixomil, y bajamos por el atajo que nos lleva a San Benito de Rabiño. Allí, como casi siempre, hicimos unas fotos a su precioso y preciado Humilladero y un poco más arriba del precioso cruceiro.




Fernando Antolín Galindo


2 comentarios:

Leire Antolin dijo...

Que bonito!!! Y q gran verdad todo!!!

Anónimo dijo...

Acabamos de llegar de Seixomil y ya lo echamos de menos. Hemos tenido el placer de conocer a Loli y Manuel y disfrutar de su gran generosidad. Estamos de acuerdo con Fernando: esos viajes con corazón y buenas gentes son los que no se olvidan. Esperamos que disfrutéis (de nuevo) de vuestra estancia, que nos dijeron que sois "reincidentes".

Gracias a Sese y Marisa. Vuestra casa es un pedacito de paraíso.

Desde Madrid, Rosa y Fernando.