Etiquetas

martes, octubre 19, 2010

Yo también soy defensor del profesor.



O mejor dicho: "Yo también soy profesor" y amo mi profesión. Paso un montón de horas a la semana en un Instituto de Secundaria. Me gusta lo que hago y dejo mi vida en ello. Mi vida es tan valiosa que debo defenderla. Pero también soy defensor del alumno/a. No confundamos al que molesta, insulta, agrede, etc. con "alumno/a" porque en la generalización ofenderíamos a la gran mayoría del alumnado.

Trabajemos entre todos para defender a la persona. Convirtamos la frase en "yo también soy defensor de las personas", o "yo también soy defensor de los animales", o "yo también soy defensor del medio-ambiente" o "yo también soy defensor de la vida".

De cualquier forma, muchas gracias a todos/as que nos apoyan suscribiendo la frase "yo también soy defensor de los/as profesores/as"