Etiquetas

domingo, mayo 13, 2007

Hacer felices a los demás.

A veces, para ser feliz hay que hacer felices a los demás. Compartir su felicidad. Y su felicidad será la nuestra.
Hace 70 años, Julia, mi suegra, viajó a Privas en una expedición de "Los niños de la guerra". El Habana les fue alejando poco a poco de su Bilbao natal. Hace 70 años. Y acabó en Privas, o en un barrio de Privas llamado "Salomón". Ella no quería morirse sin volver a visitar aquellas tierras. Nosotros (Marijose, Eneko, Alicia y yo) lo hemos hecho posible. Y lo encontramos. El lugar se llamaba, y se llama, Chalamon. Ya no pertenece a Privas, pertenece a St. Priest, pero allí estaba. Allí estaba esperándonos; esperando ver cumplida una ilusión, un sueño. Y Julia se sintió feliz, y con ella todos los demás. Gracias Julia por seguir teniendo sueños, gracias por permitirnos compartirlos contigo.
Veamos la foto de Julia con Marijose y Eneko en Chalamon.

2 comentarios:

ENEKO dijo...

Su felicidad y su sueño también fueron los nuestros. Fue una de las experiencias más emocionantes que hemos vivido, dentro de un año en el que vivimos algunas otras...
Eskerrik asko, Fernan.
Alicia eta Eneko.

ENEKO dijo...

Sus sueños y su felicidad también fueron los nuestros. Ha sido una de las experiencias más emocionantes que hemos vivido, y aquel año sigueron algunas otras...
Ezkerrik asko Fernan.
Alicia eta Eneko